Literatura infantil

LITERATURA INFANTIL a través de escritores de ER. Como bien sabemos, el niño necesita amor para crecer, fantasía para potenciar su imaginación y ampliar su mente, y realizar una toma de conciencia con su propia realidad. Julia San Miguel, de una forma sencilla y natural, invita a afrontar esa soledad íntima que a todos nos acompaña a lo largo de la vida.

PENTAX DIGITAL CAMERA

UNA TORTUGA EN EL JARDÍN, de Julia San Miguel Martos.

Los cuadernos de las gaviotas. Ediciones Comoartes.

La tortuga vivía sola en el jardín.
Lo que más le gustaba era zambullirse en su piscina y flotar en ella como un barco a la deriva. Hacerse pasar por un cocodrilo, pasear por el jardín y pisar las hojas secas de las buganvillas y oírlas chisporrotear bajo sus patas.
Una tarde se encontró a dos ranas bañándose en su piscina. Pero las ranas se pasaban el día croando sin parar y apenas miraban a la tortuga.
tortuga-con-corazones-dibujos-de-los-usuarios-pintado-por-mariana920-9732290La tortuga dejó entonces de bañarse tan a menudo, y prefirió dar largos paseos por el jardín.
Una mañana encontró una pareja de pájaros picoteando las manzanas del suelo. Pero los pájaros buscaban las mejores manzanas para comer, y apenas miraban a la tortuga.
La tortuga, entonces, se cobijó entre las hojas húmedas de la hiedra.

Uno de esos días llegaron varios caracoles, pero pronto se encerraron en sus conchas a esperar que cayeran las primeras gotas de lluvia, y a la tortuga ni la miraron siquiera.
La tortuga se sintió muy triste y muy sola. Ni pisar las hojas secas de las buganvillas la hacía feliz.
Y aprovechando el descuido del jardinero, con sus recuerdos a cuestas se marchó del jardín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *